El aventurero Paul Rosolie estuvo a punto de dejarse devorar vivo por una anaconda.

Equipado con un traje especial, el aventurero Paul Rosolie pretendia dejarse devorar vivo por una anaconda para el programa “eaten live” de Discovery Channel. La intención del investigador y conservacionista era la de llamar la atención ante la destrucción de la Amazonia. Paul tumbado espero a la llegada del animal de unos 6 metros. Finalmente el propósito del aventurero fracaso, cuando al notar que la anaconda le estaba rompiendo el brazo y dejando sin oxigeno, tuvo que pedir ayuda al resto de su equipo para liberarse de la serpiente.

Close
Bienvenidos a Espacio Vídeos
Nos encantaría un me gusta tuyo! gracias =)