Necesitaban que un cámara les grabara en la boda y su perro fue el que se ofreció.

Marshall y Addie tuvieron un cámara muy especial para su boda. Nada más ni nada menos que su perra Ryder. Según Marshall fue la propia Ryder quien se ofreció e insistió en grabarles, hasta que finalmente les convenció. Ahora el matrimonio tiene un bello vídeo de amor del día de su boda gracias a su perro y a una gopro. Piensan que le quedó muy bien. ¿A tí que te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Bienvenidos a Espacio Vídeos
Nos encantaría un me gusta tuyo! gracias =)