Su primer baile como casados fue sin duda algo mágico.

Dicen que el amor es magia, así que no es de extrañar que el mago Justin Willman y su esposa la fotógrafa Jillian Sipkins decidieran deleitar a todos los asistentes a su boda con un pequeño truco de magia para finalizar una coreografía que estaban realizando en el banquete.

En el video podemos ver a Jillian hechizando a su marido para que quede mitad inclinado, mitad suspendido.

Close
Bienvenidos a Espacio Vídeos
Nos encantaría un me gusta tuyo! gracias =)